La Economía Circular

Definición de Economía Circular:

La Economía circular surge como un nuevo paradigma de modelo de negocio que busca adaptaciones que minimicen el uso de recursos naturales y la emisión de contaminantes con efectos nocivos sobre el medio ambiente y, por lo tanto, sobre las personas. Además, su objetivo es que tanto los recursos sobrantes que se utilizan en la producción como los residuos de los productos una vez consumidos se puedan incorporar a los circuitos productivos para alcanzar una emisión cero de desechos. La integración de estas estrategias depende de distintos factores, en función del sector en el que la empresa lleve a cabo su actividad productiva, pero, realmente, todas las actividades empresariales conllevan efectos ambientales y pueden incorporar mejoras para reducir estos impactos. Las estrategias de la economía circular escudriñan “caminos” para volver a disponer de un producto plenamente operativo, mediante ciclos de retorno que deberán ser lo más cortos posible para minimizar el consumo de energía y nuevas materias.

Economía Circular vs Economía Lineal

La Economía Circular hoy se nos presenta como un modelo eminentemente técnico basado en el Residuo-Recurso, pero a este modelo en el Group 381 le incorporamos las emociones humanas con nuestra metodología “Building Circular Communities“. Para nosoros solo hay una sola economia de la cual debemos cambiar su metabolismo. La Economía Circular se ha introducido con fuerza en la actual política económica y ambiental de la Unión Europea marcando claramente la transición hacia un cambio de paradigma basado en la lógica de la sostenibilidad. La Economía Circular es un pilar de la nueva Economía de la Sostenibilidad, que incluye de forma integrada y sinérgica los conceptos de la Economía Verde (ecoeficiencia y mejora del capital natural), Economía Hipocarbónica (descarbonización y energía limpia), así como la Economía del Bien Común (beneficio social, triple balance y consumo alternativo).

Los retos de Europa con la Economía Circular:

El paquete de Economía Circular, adoptado por la Comisión Europea el 2 de diciembre de 2015, ha dado un impulso importante para apoyar la transición hacia una economía material de ciclo cerrado, frente a la convencional modalidad de economía de tipo lineal del uso de recursos, fabricación de productos y eliminación de desechos («producir, usar y tirar»). Este paquete incluye propuestas legislativas sobre residuos con metas a largo plazo para reducir el vertido y aumentar el reciclaje y la reutilización, de tal manera, que los materiales y los recursos se mantenga en la economía durante el mayor tiempo posible. Adicionalmente, se ha incluido un Plan de Acción para apoyar la economía cíclica en cada paso de la cadena de valor, desde la producción hasta el consumo, la reparación y la fabricación, la gestión de residuos y las materias primas secundarias que se reintroducen en el proceso económico.

Algunos datos relevantes

La transición hacia una economía más circular, donde el valor de productos, materiales y recursos se mantiene en la economía durante el mayor tiempo posible, y la generación de residuos es reducida al mínimo, es una contribución esencial a los esfuerzos de la UE para desarrollar una economía competitiva, sostenible, baja en carbono y eficiente en recursos. Es, por lo tanto, una oportunidad para transformar nuestra economía, crear empleos y generar ventajas competitivas nuevas y sostenibles. El Plan de Acción de la UE para la Economía Circular apunta a la importancia de supervisar los avances en esta transición, utilizando el amplio conjunto de datos oficiales disponibles y complementando el cuadro de mando de la eficiencia de los recursos y materias primas desarrollado en los últimos años por la Comisión Europea. En este contexto, el plan de acción anuncia la preparación de un marco de seguimiento que permita medir el progreso y evaluar la eficacia de la acción hacia la economía circular.

Comments are closed.